Pasar al contenido principal
concurso vino

Cómo prevenir la plaga del piojo harinoso

Es una de las plagas más dañinas de la vid en el mundo.
Campus
Ensenada
20 de Mayo de 2017

Un aspecto importante para proteger el cultivo de la vid es conocer el efecto que las diversas plagas pueden causar, es que los productores vitícolas obtengan información que les permitan eliminarlas. En el VI Coloquio de “Cultura, Ciencia y Economía” se lleva a cabo en el marco del XXV Concurso Internacional Ensenada Tierra del Vino de la UABC.

 

Para esto, se ofreció la ponencia “Impacto del piojo harinoso en el cultivo de la vid y su estrategia de control en Baja California”, impartida por el ingeniero Roberto Roche Uribe, Gerente General del Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Baja California (Cesavebc), en la que destacó que este piojo es de color amarillo pálido que mide de 4 a 4.5 milímetros y está cubierto de una sustancia harinosa pulverulenta de color blanco, de la que proviene el término de harinoso.

 

Está considerada como una de las plagas más dañinas de la vid en el mundo, aunque también ataca a la higuera, palma, datilera, manzana, aguacate, entre otros árboles. El ingeniero Roche Uribe indicó que en el 2004 el piojo afectó 8 mil hectáreas de los viñedos de Hermosillo y Pesquería, y en el 2014 se sospechó de su presencia en dos viñedos en el Valle de Guadalupe.

 

Agregó que esta plaga puede ser transportada a grandes distancias por pájaros y hormigas, el viento, equipos de transporte, aunque el principal vehículo de movilización es la propia gente que trabaja en los viñedos.

 

Entre las estrategias que han realizado para contrarrestar la presencia del piojo, mencionó que en el 2016 realizaron una prueba en la que liberaron 6 mil insectos benéficos que atacaron la plaga y se obtuvieron buenos resultados. Sin embargo, destacó que lo principal es que los propios productores agrícolas estén atentos al surgimiento de esta plaga antes de que su propagación sea de grandes dimensiones, por lo que pueden trabajar en conjunto con el Cesavebc.

Foto: Armando Ruiz.

Ver más Notas